Como trabaja el hongo (en contra nuestra)

Hemos mencionado como el hongo candida puede predominar en una sección del intestino, manteniendo afuera las bacterias “buenas”. Estas bacterias “buenas” son esenciales para que nuestro cuerpo absorba los nutrientes de los alimentos (vitaminas, minerales) que ingerimos. Más allá, el hongo también trabaja para envolver las células rojas de la sangre, lo que disminuye la habilidad de intercambio de oxígeno a través de las membranas. Muchas de las personas que están severamente infectadas de candida reflejan condiciones de baja hemoglobina, aunque en apariencia están bien nutridos.

Bajo ciertas condiciones de infección avanzada, los hongos se hacen bimórficos (lo cual digamos, es que crecen de una segunda manera). Comienzan a crecer en hebras (raíces) largas que pueden perforar las paredes intestinales, causando una condición conocida como “intestino perforado”. En esta forma de hebras el hongo es resistente a la fagocitosis (el proceso normal de defensa y eliminación de nuestro sistema inmunológico). Este aumento en la permeabilidad intestinal puede permitir macromoléculas (grandes partículas de alimento sin digerir) y toxinas que pasan directamente dentro del cuerpo causando una gran cantidad de problemas de tipo alérgico. Debido a que estas son partículas más grandes que las que se pueden digerir, y que ahora están en nuestra corriente sanguínea, el cuerpo reacciona a ellas con una reacción alérgica. Más allá de ello, esto crea un exceso de tensión en el sistema inmunológico, y la habilidad de nuestro cuerpo de combatir el hongo candida (así como otras condiciones) eventualmente se reduce, comenzando así un ciclo vicioso. Más que nada, estas partículas pueden cruzar la barrera de la corriente sanguínea y pueden confundirse con neurotransmisores, creando un foco de síntomas neurológicos e incluso creando trastornos hormonales como PMS (dolores menstruales), menstruación irregular, caída de pelo, etc.

Hay una relación bien documentada entre los hongos y diversas enfermedades como el Síndrome de Fatiga Crónica (CFS), Esclerosis Múltiple, Lupus y Soriasis. Durante un estudio a un grupo de 1,100 pacientes de CFS, éstos fueron tratados con terapia anti-hongos, y el número de pacientes que estaban incapacitados al principio del estudio se redujo de 685 a 12. En un reporte separado de los Archivos de Dermatología, Volumen 120, de abril de 1984, se detalla una lista de un grupo de médicos que certifican que “cuatro casos de término prolongado de soriasis en el cuerpo (de 10 a 25 años) fueron curados con terapia anti-fungal (anti-hongos) en varios meses”.

Por otro lado, las toxinas que produce candida interfieren con las glándulas del cuerpo y por ello precipitan o agravan las condiciones glandulares como los son el hipotiroidismo y la diabetes. candida depende de que exista un sistema inmune débil. Todos los hongos, por su naturaleza de organismos parasíticos, atacan sólo los materiales orgánicos (plantas, cuerpos, etc.) que estén débiles o en descomposición. Esto es un hecho observable en la naturaleza. Los médicos saben que los pacientes con las infecciones más severas de candidiasis son los pacientes de cáncer y los pacientes de AIDS. Si el cuerpo está débil y mal nutrido será presa fácil de este hongo.

Con esos hallazgos significativos, nos preguntamos por qué no se reconoce esta situación más abiertamente entre la profesión médica. Hay varias razones: la primera, los laboratorios médicos rutinariamente no lo reportan cuando lo encuentran en sus evaluaciones, lo consideran “normal” porque candida existe en todos los cuerpos humanos. Los laboratorios lo encuentran tan a menudo en sus muestras que lo consideran como flora normal del cuerpo y desconocen los efectos de la sobre población de candida que es el problema real. Otra razón menos alentadora, pero quizás probable, puede ser que hay una gran cantidad de dinero que se puede obtener del tratamiento de síntomas causados por hongos (fatiga crónica, asma, alergias, mal funcionamiento psicológico, etc.) y la cura real podría destruir una lucrativa gallina de los huevos de oro.

Qué es el hongo Candida Albicans
Solución a las infecciones de candida albicans
Más sobre: El hongo candida albicans

Como trabaja el hongo (en contra nuestra)
Diagnóstico
Tratamiento

Comentarios

comentarios