¿Sobrepeso o Sobregrasa?

Es muy diferente el tener un cuerpo que está “sobrepeso” a tener un cuerpo que está “sobregrasa” (gordo). Por ejemplo, un atleta de levantamiento de pesas (fisiculturista) con una estatura de 5 pies y 5 pulgadas (1,65 m) pudiera ser considerado con “sobrepeso” si llegara a pesar 179 libras (81 kg). Sin embargo, esto no significa que este atleta esté obeso o con “sobregrasa” (gordo). Sólo significa que su peso es 20 libras (9 kg) mayor de lo que las tablas de peso por estatura indican como normal para su sexo y estatura. Según las tablas de peso por estatura, un hombre de 5 pies y 5 pulgadas (1,65 m) no debería pesar más de 159 libras (72 kg). Las tablas de peso por estatura son información anticuada y no ayudan a una persona a decidir cuál es su peso correcto porque no toman en consideración las diferencias en masa muscular, herencia, huesos ni el contenido de agua del cuerpo.

Estar “sobrepeso” no es igual a estar “sobregrasa” (gordo). Los cuerpos de los atletas pesan mucho más que otros cuerpos de la misma estatura debido a su mayor contenido de musculatura. La grasa es una sustancia liviana que ocupa mucho espacio y por el contrario los músculos son un tipo de fibra muy densa y pesada en comparación con la grasa. El músculo pesa unas 2 ½ veces más que la grasa y ocupa solo el 40% del espacio que ocupa la grasa. Así que un cuerpo con muchos músculos siempre pesará muchísimo más que un cuerpo del mismo tamaño que esté lleno de mucha grasa. La grasa es una sustancia liviana y para darse cuenta de ello sólo hace falta observar cómo las personas gorditas flotan con facilidad en el agua mientras que los flacos tienen dificultad para flotar por falta de grasa. La grasa flota porque es muchísimo más liviana que el agua.

Las tablas de peso por estatura fueron desarrolladas para los años cincuenta por las compañías de seguros para clasificar los riesgos. Desde hace muchísimos años se sabe que las personas mientras más obesas estén mayores serán sus riesgos de problemas cardiacos y de cáncer. Para los años cincuenta las compañías de seguros crearon estas tablas para tener una medida del riesgo que cada asegurado podría representar para ellos. En realidad, medir un cuerpo sólo por el peso es un error, ya que el peso total de un cuerpo no nos dice nada sobre la relación que existe entre músculos y grasa. Por ejemplo: el exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, quien fue un fisiculturista famoso, está muy sobrepeso según estas tablas. Como las tablas no consideran el contenido de músculos que tiene el cuerpo, equivocadamente declaran a Schwarzenegger “gordo” aunque la verdad es que Schwarzenegger pesa mucho porque tiene mucha musculatura y poca grasa.

Es mucho más importante el adelgazar que el “bajar de peso”. Modernamente se utilizan los porcentajes (%) de grasa corporal como medida de los estados deseables de un cuerpo humano. Por ejemplo; se estima que la mujer debería fluctuar entre un 16% y un 27% de grasa en su cuerpo. El cuerpo del hombre se estima que normalmente debería fluctuar entre un 14% y un máximo de un 23% de grasa. La mujer siempre tiene más grasa que el hombre y el hombre siempre tiene más músculos que la mujer. Es la forma en que la naturaleza fue diseñada. En los sistemas modernos de medidas se considera también el factor de la edad ya que un cuerpo joven tiene menos grasa que el cuerpo de una persona de cuarenta o sesenta años. Las tablas de peso por estatura sirvieron su propósito en una época en que no existía tecnología mejor, pero hoy en día las tablas de peso son información anticuada y poco confiable.

Comentarios

comentarios